Según los resultados de un estudio neurológico, las personas que sufren obesidad tienen una mayor probabilidad de padecer episodios de migrañas.

El dolor de cabeza de tipo migraña es el segundo más numeroso entre la población mundial. Este estudio sobre la relación entre la obesidad y la migraña se realizó contando con la participación de casi 4000 personas. Los datos revelaron que las personas obesas aumentaban su probabilidad de padecer dolor de cabeza de tipo migraña en un 81% si se comparaba con personas de edades similares y mismo sexo pero que no padecían obesidad. De hecho, se confirmó que las mujeres eran además aún más propensas que los hombres.

Algunos de los factores que explican los resultados de este estudio son por ejemplo el hecho de que la grasa corporal (más presente en personas obesas) segrega una proteína inflamatoria que ayuda a la aparición de episodios migrañosos. Así mismo, las personas obesas tienen el hipotálamo (parte del cerebro que regula entre otras cosas el apetito) más activo y eso genera dolor de cabeza que puede ser de tipo migraña. Otro factor es el hecho de que las personas obesas suelen tener ciertos hábitos no recomendados para controlar, disminuir o eliminar los dolores de cabeza, como por ejemplo la ingesta de ciertos alimentos o la falta de la práctica de ejercicio.

Sin embargho, no hay estudios concluyentes que demuestren que bajar de peso mejora considerablemente la migraña, ya que los que se han realizado han contado con un número de pacientes insuficiente. No obstante, lo que si está demostrado y es de aplicación, es que en las dietas alimenticias para bajar de peso, se incluye en control y/o eliminación de ingesta de ciertos alimentos y bebidas que favorecen la aparición de migrañas..

En resumen, establecer una estrecha relación entre la obesidad y las migrañas es complicado, pero no se puede olvidar que la obesidad no solo es perjudicial para la salud por la probabilidad de que desencadene periodos de dolores de cabeza, sino por muchos otros problemas que puede acarrear (patologías cardíacas, hernia de disco, problemas psicológicos por depresiones, diabetes, disminucion de la mobilidad, etc).

Share This

Comparte!!

Comparte esta información con tus amigos!