¡Basta de pensar que el dolor de cabeza es una excusa para no ir a trabajar!

La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha emitido un comunicado en el que deja claro que la migraña crónica es una enfermedad en extremo incapacitante y que afecta seriamente la capacidad para llevar una vida normal.

Como parámetro, se la considera crónica cuando los fuertes dolores de cabeza son experimentados por una persona durante 15 días al mes, con una duración de más de cuatro horas por día durante, por lo menos, tres meses.

La vida cambia con el dolor de cabeza

Frecuentemente se oculta en el trabajo el trastorno que supone sufrir de migraña crónica. Lo habitual es que quien no lo sufre no le de la importancia necesaria o piense que se  trata de una excusa pero en realidad la migraña crónica afecta en lo social, laboral, personal… en definitiva en todos los aspectos de la vida, impidiendo que tu día a día sea el de una persona normal.

Además de esto la persona que sufre dolor crónico de cabeza cada vez se limita más a si misma, evita salir, se queda en casa, recorta sus relaciones sociales y esto acaba degenerando en muchas ocasiones en depresiones y aislamiento.

Es importante saber que al ser una enfermedad crónica no existe tratamiento que la haga desaparecer, pero si hay tratamientos paliativos que pueden espaciar lo más posible los ataques de dolor de cabeza permitiendo llevar una vida “casi” normal.

Independientemente de la pronunciación de la Organización Mundial de la Salud, en la actualidad no existe un marco legal para que los enfermos de migraña crónica puedan disponer de un justificante incapacitativo válido que les proteja o ampare ante la sociedad. Teniendo en cuenta que la mayoría de los afectados de migraña crónica tienen entre veinte y cincuenta años estamos hablando de una dolencia que afecta gravemente a la capacidad laboral de las personas.

 

Fuente: LaGaceta

Share This

Comparte!!

Comparte esta información con tus amigos!