El Clínico de Valencia está realizando un ensayo para implantar un chip en el cerebro que combata la migraña

El neuroestimulador  está pensado para los casos donde el dolor de cabeza no se consigue combatir con tratamientos convencionales

El hospital Clínico de Valencia está llevando a cabo un ensayo clínico, es decir, está investigando la posibilidad de colocar un chip en el maxilar de un paciente que sufre dolor de cabeza conocido como migraña. Dicho Chip emite pequeñas descargas  que actúan sobre un ganglio disminuyendo notoriamente el dolor de cabeza de la migraña. En esta investigación colaboran además, un hospital de Dinamarca, uno de Lieja (Bruselas), uno de Marsella y uno de Hamburgo.

A día de hoy ya se han hecho estudios relacionados, ya que los servicios de Maxilofacial y Neurología  han efectuado exitosamente un ensayo de semejantes características para tratar el dolor de cabeza en racimo, llevándose a cabo incluso la primera intervención al margen del ensayo clínico. Dado el éxito de este ensayo, hace unos meses, se comenzaron las pruebas del neuroestimulador para tratar el dolor de cabeza o migraña, habiendo sido implantado en un paciente que participa en el ensayo clínico

La finalidad de esta investigación es tratar de comprobar la eficacia de un neuroestimulador en aquellas personas a las que no les resulta efectivo el tratamiento de la migraña con ningún tratamiento convencional, tal y como ha afirmado el doctor José Miguel Láinez, jefe del servicio de Neurología

Dentro del estudio, se colocarán diez dispositivos en pacientes que sufren dolor de cabeza o migraña y que hayan probado distintos tratamientos convencionales sin obtener resultados considerables.

En la investigación y ensayo clínico que se llevó a cabo para combatir el dolor de cabeza en racimos se pudo observar que también surtía efecto sobre pacientes que además sufrían migrañas, lo cual motivó a los investigadores a estudiar la posibilidad de implantar el chip también en pacientes cuya patología fuera la migraña o jaqueca, ya que la sufre un elevado número de la  población.

Colocación del chip

Se trata de una técnica muy minuciosa y precisa a través de Rayos X, que consiste en colocar el neuroestimulador mediante una pequeña incisión por el interior de la boca en un lado de la cara, por lo que no deja cicatrices visibles, tal y como asegura el doctor  Puche, jefe del servicio de Cirujía Maxilofacial. Es un proceso muy poco invasivo y con una estancia corta hospitalaria

Share This

Comparte!!

Comparte esta información con tus amigos!