Es el dolor de cabeza más habitual, el que sufre la gran mayoría de la sociedad, más concretamente es el dolor de cabeza que sufren la mayoría de las personas que experimentan dolor de vez en cuando. Cuando la frecuencia de este tipo de dolor, tensional, aumenta tanto que se sufre a diario o casi a diario se habla de dolor crónico, aunque esto solo suele suceder en el tres por ciento de las personas que padecen dolor de cabeza tensional. Este tipo de dolor es relativamente frecuente, es decir, las personas que lo sufren lo hacen con cierta regularidad y su intensidad suele ser moderada o en ocasiones severa.

Como ya he comentado es el tipo de dolor de cabeza más frecuente. Normalmente el dolor se siente en toda la cabeza en general, teniendo una sensación similar a que algo nos aprieta con cierta fuerza el perímetro de la cabeza.

Síntomas del dolor de cabeza tensional

  • En el dolor de cabeza tensional, la sensación
    de dolor se suele extender por toda la cabeza y el cuello.
  • También se puede localizar un poco más, dándose en la parte posterior de la cabeza, el cuello y la frente.
  • Normalmente se acompaña de una sensación en el cuello semejante a una tirantez.
  • Si se trata adecuadamente a tiempo, no suele durar mucho.

dolor de cabeza tensionalEn cuanto a su duración, el dolor de cabeza tensional puede darse de forma aislada o sufrirse constantemente. Puede durar media hora o alargarse hasta una semana. Se puede agravar si la persona que lo padece sufre estrés, fatiga, si se expone a ruidos fuertes o luces brillantes por ejemplo. En ocasiones los dolores de cabeza tensionales pueden alterar el sueño.

Otros síntomas del dolor de cabeza tensional

  • Pérdida de sueño, imsomnio.
  • Hipersensibilidad en las zonas de la cabeza e incluso los hombros.
  • Cierta irritabilidad.
  • Provoca pérdida de sensación de hambre.
  • Problemas en la concentración.

Causas del dolor de cabeza por tensión

En este apartado vamos a ver algunas de las causas más frecuentes del dolor de cabeza tensional. En realidad, no siempre se conoce la causa real que ocasiona este tipo de dolor y a veces se desarrolla sin motivo aparente. No obstante parece ser que algunas de sus principales causas son la ansiedad y el estrés emocional.

 

Cuando los músculos del cuello y de la cabeza se contraen debido a la tensión pueden producir sensación de dolor de cabeza y por eso a este tipo se le llama tensional. Al estar sometidos a estrés, a estados depresivos o de ansiedad nuestros músculos pueden contraerse dando lugar al molesto dolor de cabeza. También podemos sufrir dolores de cabeza al mantener una mala postura, por ejemplo al estar sentados trabajando frente al ordenador varias horas. Esa mala postura tensa nuestros músculos pudiendo dar lugar a un molesto dolor de cabeza. Otro ejemplo bastante cotidiano que nos provoca dolor de cabeza tensional es el hecho de forzar la vista para leer algo que no vemos del todo bien.

En realidad, cualquier actividad que nos haga mantener la cabeza en una misma posición durante un tiempo prolongado y más aún si esa actividad requiere un alto grado de concentración, puede provocarnos dolor de cabeza. Por ello, los trabajos que implican el uso prolongado de ordenadores, la manipulación manual de pequeñas piezas, uso de microscopios y similares, son trabajos que facilitan a quienes los desarrollan el sufrir dolores de cabeza. También el descansar de forma inadecuada puede favorecer la aparición de dolor si por ejemplo dormimos en una habitación muy fría ya que el frío tensa nuestros músculos, o por ejemplo si al dormir mantenemos una posición forzada.

Otros factores que pueden ayudar a sufrir dolor de cabeza tensional son las siguientes:

  • Beber alcohol
  • Cafeína (tomar demasiada o si se está muy acostumbrado a tomarlo, dejarlo de golpe)
  • Procesos gripales y resfriados
  • Problemas dentales debidos a la tensión, como apretamiento de la mandíbula o rechinamiento de los dientes (brusismo)
  • Tensión ocular
  • fumar en exceso
  • Fatiga
  • Congestión o infección nasal
  • Demasiado esfuerzo

Tratamientos del dolor de cabeza por tensión

Dado que una de las causas principales del dolor de cabeza tensional es el estrés, se debe aprender a manejar el estrés y la tensión. Para ello puede se de ayuda hacer ejercicios de meditación o de relajación.

 

Otras acciones que pueden venir bien para tratar el dolor de cabeza es mantenerse caliente si el frío nos ha provocado el dolor, cambiar de almohada si el dolor tiene que ver con las posturas que nos hace adoptar la nuestra. Acostumbrarnos a adoptar posturas correctas (sobre todo si pasamos mucho tiempo sentados leyendo o frente a un ordenador por ejemplo). Es muy recomendable hacer ejercicios de cuello y hombros que relajen nuestros músculos. El descansar adecuadamente, teniendo una postura correcta y cómoda y dedicando al sueño las horas necesarias también ayuda a prevenir los dolores de cabeza. Así mismo, hay personas que recomiendan darse un ducha relajante para disminuir el dolor.

Si estas recomendaciones no tienen el efecto deseado y no nos alivia el dolor de cabeza, los analgésicos de venta libre en farmacias son muy eficaces para controlar o eliminar el dolor.Los medicamentos más comunes son las aspirinas, el ibuprofeno y el paracetamol. Si estos medicamentos no nos alivian, debemos acudir al médico y seguir sus indicaciones. Es recomendable tratar los dolores cuando comienzan, antes de que aumente el dolor. Cuando los dolores de cabeza son bastante constantes, para identificar el origen y el tipo, hay mucha gente que lleva un diario donde van anotando las fechas y horas en las que sienten el dolor de cabeza, los alimentos que han tomado antes de padecer el dolor, las horas de sueño que han tenido, si han estado estresados por algo en las horas previas al dolor, y en general todas las circunstancias que pueden tener relación con el dolor de cabeza. Cuando el dolor de cabeza tensional es crónico, puede

Dolor de cabeza por tensión

Dolor de cabeza por tensión

ser necesario cambiar nuestro estilo de vida, descansar más, hacer ejercicios adecuados, cambiar de trabajo

Si solo tienes dolor de cabeza de forma muy ocasional, puedes comprar uno de los medicamentos que hemos mencionado en este apartado, que son sin receta médica. Por supuesto, lee atentamente el prospecto donde te indicarán para que usarlo, como tomarlo y los posibles efectos secundarios. si aún así tienes alguna duda, aclárala con el farmacéutico o con el médico.

Share This

Comparte!!

Comparte esta información con tus amigos!