Dolor de cabeza en racimos

Este tipo de dolor de cabeza es muy intenso, llegando a debilitar a quien lo sufre y normalmente se repite en la misma zona de la cabeza o de la cara cada vez que se padece. El dolor suele producirse de forma repetitiva en intervalos de duración variable. De hecho, se denomina en racimos porque los ataques se presentan en temporadas, repitiéndose a diario durante unas horas determinadas que suelen coincidir. Suelen ser más frecuentes por la noche y en ocasiones se sufre más de un episodio en una misma noche. La duración de la temporada en la que se sufre el dolor de cabeza en racimos puede variar desde una semana a tres meses con algunos intervalos en los que el dolor cesa o desaparece un corto periodo de tiempo (aunque en ocasiones puede convertirse en dolor crónico no cesando en todo el periodo de dura el ataque) Este tipo de dolor puede sufrirse una o dos veces al año y normalmente en la misma época.

El dolor de cabeza en racimos se considera en ocasiones como una variedad de migraña que aparece entre los 35 y 40 años normalmente.

Aquí vemos una magnífica explicación del dolor de cabeza en racimos a manos de la Doctora Margarita Sánchez del Rio (Youtube):

Síntomas del dolor de cabeza en racimos

 

En cuanto a las características del dolor de cabeza en racimos podemos decir que es un dolor que aparece de repente y es muy intenso. Normalmente aparece unas dos o tres horas después de que te quedes dormido, es decir el dolor empieza durante el sueño. No obstante también puede aparecer cuando se está despierto y por lo general a la misma hora del día.

Los dolores de cabeza en racimos pueden sufrirse durante meses en distintos episodios, episódicos, o durante un año o más sin interrumpirse, crónicos.

A continuación podemos ver cuales son las características más comunes del dolor de cabeza en racimos:

  • Dolor con sensación de calor en la zona
  • Intenso
  • Continuo

Es común que el dolor se sienta en el ojo o muy próximo a él (detrás, alrededor…). Por ello se puede caracterizar por los siguientes síntomas:

  • Puede sentirse en una zona de la cara, desde la sien hasta el cuello
  • El dolor aumenta de forma rápida, en unos cinco o diez minutos se siente el dolor de forma muy intensa
  • Desde que el dolor alcanza su intensidad más fuerte suele durar entre 30 minutos y dos horas

Se pueden ver también afectados el ojo y la parte de la nariz del mismo lado del dolor. En ese caso se pueden observar las siguientes características:

  • Sensación de hinchazón alrededor del ojo que se encuentra en el mismo lado de la cara donde se originó el dolor de cabeza, o en los dos ojos. También puede afectar solo al al parte de abajo del o de los ojos.
  • Ojos muy llorosos, con mucho lagrimeo
  • Ojo enrojecido
  • Cierta congestión nasal, generalmente en el lado donde se tiene el dolor
  • Cara sonrojada

Causas del dolor de cabeza en racimos

Las causas del dolor de cabeza en racimos son aún desconocidas, lo poco que se sabe es respecto a la evolución del dolor una vez producido, pero no se sabe porque empieza ni porque termina. Algunos de los desencadenantes de los ataques de dolores de cabeza en racimos son los siguientes:

  • Beber alcohol
  • Tabaco
  • Las alturas elevadas (senderismo, viajar en avión)
  • Luces brillantes
  • Esfuerzos físico y mentales
  • Calor
  • Alimentos altos en nitritos (tocino y carnes en conserva por ejemplo)
  • El consumo de ciertos medicamentos
  • Cocaína

También podemos añadir otros factores que favorecen el dolor de cabeza en racimos. Por ejemplo el estrés, una dieta inapropiada, dormir mal, estar sometido a sonidos fuertes, cambios climáticos, cambiar los hábitos alimentarios, el chocolate, los cítricos y el queso, entre otros.

Tratamientos del dolor de cabeza en racimos

El tratamiento del dolor de cabeza en racimos suele ser muy efectivo cuando se siguen las recomendaciones del médico. Los tres pasos de su tratamiento son los siguientes:

  • Eliminar los desencadenantes
  • Tomar los medicamentos que nos aconseje el farmacéutico o el médico (son más efectivos cuando son inyectados o por vía nasal puesto que son más rápidos). Si acude a un centro médico puede que le suministren oxígeno que es una medida muy beneficiosa.
  • Eliminar la posibilidad de que se repitan los ataques.

Su médico le ayudará a encontrar la solución a su problema por lo que no dude en visitarlo si tiene dolores frecuentes.

Share This

Comparte!!

Comparte esta información con tus amigos!